sábado, 2 de febrero de 2013

Un humedal a las afueras de Zaragoza: el Galacho de Juslibol

Bienvenidos al Galacho de Juslibol.
La ciudad de Zaragoza cuenta con un humedal de una gran riqueza natural a la vista de las últimas casas por su zona noroeste: el Galacho de Juslibol. Todos los que vivís en la ciudad del Ebro lo habréis oído nombrar, seguro, pero ¿cuántos habéis paseado por sus caminos y senderos? ¿Cuántos habéis disfrutado de un espectacular bosque de ribera, zonas inundadas, aves acuáticas "posando" ante vuestras cámaras de fotos?
Para los que ya conocéis este espacio, poco os puedo aportar con este post. Pero si no habéis estado nunca, espero que este puñado de fotos hechas con el móvil que os cuelgo a continuación os animen a subir al tren El Carrizal (para los más perezosos, clic aquí) o a dar un agradable paseo a pie o en bicicleta desde Monzalbarba o desde Juslibol. En vehículo particular no se puede acceder, lo cual me parece una excelente medida por parte del Ayuntamiento zaragozano.
Las imágenes del galacho que os cuelgo las tomé el 1 de febrero de 2013 (ayer, según escribo el post...) y muestran una imagen poco frecuente de este humedal que se formó con la gran riada de 1961, en la que el Ebro llevó 4.130 m3/seg (aproximadamente el doble del máximo que ha marcado este mes de enero). Digo que es poco frecuente porque por lo general el nivel del agua es mucho menor, y todos los caminos y senderos están mucho más transitables: ayer había barro "hasta las orejas" y señales de que el agua había llegado a cubrir por completo el camino central.
Ahí van esas fotos:

El 1 de febrero de 2013 las choperas que rodean el centro de interpretación estaban así... Espectacular estampa, ¿no creéis?
Ya véis que lo ponen fácil a los que solemos ir en bici.
Junto al centro de interpretación hay una caseta de observación. Un buen sitio para sacar fotos.
Si se va por el camino principal, entrando desde Juslibol, esto es lo primero que vemos del antiguo meandro del Ebro que dio lugar en 1961 al actual galacho.
La imagen anterior mirando a la derecha, esta mirando hacia la izquierda. El nivel del agua es superior al habitual, ya os he comentado en el texto que el Ebro baja bastante crecido (enero de 2013).
El Castillo de Miranda, que está a espaldas de Alfocea. Y en primer término la lámina de agua del galacho.
Lo que más impresiona, al menos a mí, es la cercanía del agua con la aridez de los escarpes. Es un paisaje inigualable.
Bueno, y si con esto ya no os animáis, me rindo... Podéis encontrar toda la información que necesitéis en la web del Ayuntamiento de Zaragoza (clic aquí): cómo llegar al galacho, horarios del centro de interpretación y un montón de información adicional. Y sí, a pesar de ser de un ayuntamiento, ese apartado de la web está muy bien hecho jejeje.

Este post es mi pequeño grano de arena a la celebración del Día Mundial de los Humedales de 2013. Si os ha gustado podéis ver más post sobre humedales en la recién creada etiqueta de mi blog: http://elblogdejoaquinventura.blogspot.com.es/search/label/Humedales. Y si os gusta lo que veis, os podéis suscribir al blog por correo electrónico, seguirlo por RSS o estar al tanto de las actualizaciones en mi web de Facebook (JVenturaUnlimited), mi perfil de Google+ y mi perfil de Twitter... No digáis que no os lo pongo fácil ;-)