lunes, 15 de abril de 2013

Aumenta la red de senderos accesibles de Aragón con el primero de La Ribagorza

Bonansa. (Foto: Wikipedia Commons - Baliera)
Ya he hablado en ocasiones anteriores en mi blog de los senderos accesibles de diversos espacios naturales de Aragón. La construcción de estas pequeñas rutas es la única opción que tienen muchas personas con movilidad reducida para disfrutar de algunos de los mayores tesoros naturales de nuestra geografía.
El Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara (clic aquí) y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (clic aquí) ya cuentan con varias infraestructuras de este tipo que los convierten en espacios naturales ejemplares. También os he hablado de Isín (clic aquí), un pueblo reconstruido y adaptado para que disfruten del contacto con el campo personas con diversos tipos de discapacidad, muy cerca de Sabiñánigo.
Ahora se une a este selecto "club" de áreas naturales accesibles para personas con diversidad funcional la comarca de La Ribagorza, concretamente el Alto de Bonansa, en el valle del Isábena. La información publicada por la web Pirineo Digital (clic aquí) daba la buena noticia a principios de abril.
El proyecto está siendo llevado a cabo por la administración comarcal y la Diputación Provincial de Huesca, que lo sacarán adelante en dos fases: la primera, que tendría que estar acabada durante esta primavera, consiste en 400 metros de sendero adaptado que partirán del Alto de Bonansa y discurrirán junto a la carretera A-1605 hasta un frondoso pinar; la segunda servirá para prolongar el sendero hasta un promontorio cercano donde se habilitará un mirador sobre el valle y se prevé que estará terminada a finales de este verano o principios de otoño. La comarca será la institución que pague la adaptación de la zona de aparcamiento, el mobiliario, los elementos de interpretación de la ruta y su señalización.
Siempre que hablo de este tipo de senderos os recuerdo que no sólo son la única posibilidad de disfrutar sin peligro de la naturaleza para personas con problemas de movilidad permanentes; también son una excelente opción de ocio para pasear con niños pequeños, incluso con carritos de bebé, e iniciarlos en el senderismo de forma totalmente segura. Si además de ponernos a todos las cosas tan fáciles están en lugares tan fantásticos como el valle del Isábena, lo único que nos queda es ir a disfrutarlos.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).