miércoles, 15 de mayo de 2013

Por cada 1.000 kg de papel que reciclas salvas la vida a 17 árboles

El colmo del reciclaje: papelera de papel. La foto la he sacado de ALLPE Medio Ambiente, un blog que os recomiendo seguir. Por cierto, las imágenes que van publicando en su perfil de Google+ son algo espectacular, no os las perdáis.
Hace un par de semanas publiqué un post sobre una campaña que ha puesto en marcha la Administración aragonesa para concienciar a los funcionarios con el objetivo de que en su trabajo diario su conducta sea más sostenible y respetuosa con el medio ambiente (Utiliza bien tu ordenador y ahorra energía). Con motivo de la celebración del Día Internacional del Reciclaje el 17 de mayo, recupero el tema pero me centro en los beneficios de reciclar papel y envases.
Para empezar, hay que poner cifras: una tonelada de papel reciclado evita la tala de 17 árboles como media. Además, el reciclado de papel supone un ahorro de agua enorme respecto a su fabricación a partir de madera, un 86%, así como de energía, que está en torno al 65%. En cuanto a la huella de carbono del reciclado de papel, una tonelada de papel y cartón reciclado evita la emisión a la atmósfera de 900 kg de CO2. Cifras más que respetables para que las tengamos en consideración, máxime cuando el único esfuerzo que hay que hacer es separar el papel del resto de la basura y llevarlo a su contenedor... Creo, sinceramente, que merece la pena la "molestia". ¿Vosotros no?
Pero ¡OJO! Reciclar papel en el contenedor correspondiente sigue produciendo un gasto de agua y energía mayor que no utilizar ese papel. Me explico: antes de imprimir algo pensad que podéis leerlo en pantalla y si habéis escrito un documento que tenéis que imprimir sí o sí, revisadlo bien para que no haya errores que acaben llevando dos o tres versiones a la papelera antes de llegar a la definitiva. ¿A que eso os ha pasado alguna que otra vez? ¡Y a mí, claro!

2,8 toneladas de petróleo ahorradas con cada 1.000 kg de envases reciclados
Aparte del papel, los envases son otra de las cosas que podemos reciclar sin apenas esfuerzo. Además, la repercusión de ese reciclado sobre el medio ambiente es enorme: por cada tonelada que se recicla se ahorra un 70% de energía y 2,8 toneladas de petróleo, respecto a fabricar el envase desde cero.
Y no puedo acabar el post sin hablar del vidrio, que si no me equivoco es el material que más tiempo lleva reciclándose. Este es un caso un poco particular, porque antiguamente lo que se hacía era recoger los envases de vidrio, fregarlos y reutilizarlos, lo cual era mucho más eficiente energéticamente que destruirlos y volver a fabricarlos, pero ya que la antigua posibilidad ha sido anulada en aras no sé muy bien de qué, recordad que por cada 1.000 kg de vidrio que reciclamos actualmente estamos ahorrando 1.200 kg de materias primas y 130 kg de combustibles fósiles.
Así que, aunque sabidas, antes de terminar os voy a recordar la regla de las 3R:
  • Reduce la cantidad de residuos que generas.
  • Reutiliza materiales, que siempre es más eficiente energéticamente que reciclarlos.
  • Recicla tus residuos aprovechando la recogida selectiva de basuras.
¡Y no me pongas excusas...!

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).