lunes, 12 de agosto de 2013

La atalaya del monte Grosín

Aljibe del castillo del monte Grosín, único resto que queda de la fortificación que entre los siglos IX al XVI vigiló desde esa elevación las tierras entre Sabiñánigo y Puente La Reina de Jaca, al sur, y los valles de Borau y Aragón, al norte.
Este domingo pasado he subido a la cumbre del monte Grosín, junto a Jaca, a ver los restos del aljibe que una vez aprovisionó de agua el castillo situado en ese punto. Llevaba muchos años queriendo hacer la excursión y, por suerte, hace unos meses los amigos de Senderos de Borau señalizaron el camino y este verano ha sido el momento adecuado para seguir esta ruta.
Pista que recorre la sierra de Angelé.
Son unas cinco horas paseando por pistas de tierra y senderos muy limpios y transitables que te regalan con unas vistas espectaculares: al norte una panorámica impresionante de las cumbres del Pirineo occidental aragonés, desde Navarra hasta la bal de Tena. La mole del Bisaurín, los Lecherines, Collarada... una auténtica maravilla. Y al sur, desde la atalaya del monte Grosín, la extensión que va desde Sabiñánigo hasta Puente La Reina de Jaca, las tierras que vigilaban como esparbeles los hombres de la guarnición del castillo que ocupó la cumbre entre los siglos IX al XVI, según explica la web Castillos de Aragón y el post que os he enlazado en el primer párrafo. Desde luego, la ubicación de la fortificación no podía ser mejor, con un control total de lo que ocurría en las tierras a sus pies.


Estas tres fotos muestran las espectaculares vistas desde la cumbre del monte Grosín, las dos anteriores hacia el norte (la primera con el macizo de Collarada el fondo y la bal de Aragón a sus pies y la segunda con una panorámica desde el Bisaurín a Los Lecherines sobre la bal de Borau) y esta tercera hacia el sur, avistando hasta la canal de Berdún.
Actualmente, los únicos restos visibles son los de uno de los aljibes que proveía de agua a la fortificación (es la foto de cabecera), ya que el denso matorral oculta las ruinas de los muros que según parece todavía siguen ahí, entre la maleza. Pero aunque casi no quede nada del castillo, uno no puede evitar dejar volar la imaginación hasta los tiempos en que por la canal de Berdún igual podía verse llegar un ejército cristiano del rey de Navarra que uno moro del califa de Córdoba, con ganas de saqueo, y ponerse en el pellejo del vigía que tendría que dar la alarma para que todos se pusieran a salvo... Y también piensa uno en lo que tenía que ser allí arriba una buena nevada de esas que empiezan con el suelo verde y te acaban con nieve hasta más arriba de la rodilla, con el viento helado bajando desde la cumbre de Collarada y estrellándose contra la muralla en lo alto del Grosín...
La pequeña guarnición, porque seguro que no era muy grande ya que en esa posición es complicado hacer llegar provisiones de forma habitual, daba protección aparte de a la cabecera de la bal del Aragón a una aldea cercana, según las crónicas... Si la vida en el castillo tras los muros de piedra no podia ser fácil, menos todavía lo sería en chozas que apenas resguardarían de la intemperie. No es de extrañar que en el siglo XVI castillo y aldea dejaran de estar habitados: el castillo había perdido su utilidad militar y había zonas mucho mejores para los paisanos, en el fondo de los valles que rodean el monte Grosín.
Os recomiendo la caminata, que podéis completar con una visita a Borau, a Aratorés o a Castiello de Jaca (hay una pista semiabandonada pero transitable a pie que baja hasta esta última población y nos permite ver también las ruinas de la ermita de San Bartolomé, todo ello muy bien señalizado como PR). La única precaución que tenéis que tomar es cargar con bastante agua, ya que no hay ni una sola fuente durante todo el recorrido, no vayáis a hacer corto. ¡A disfrutar del monte amigos!
El mítico monte Oroel desde la cumbre del Grosín.
Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).