miércoles, 18 de septiembre de 2013

El disparate de la presa sobre el río Bergantes sigue adelante

Una de las numerosas movilizaciones del colectivo El Bergantes no se toca, en Aguaviva (Teruel). ¡¡Ánimo!! (Foto: arainfoachencianoticias)
Me ha costado decidir sobre qué escribir esta semana, pero un repaso a las noticias de los últimos días me ha escupido a la cara un nombre, "Bergantes", y un despropósito, el proyecto de presa que arruinará la riqueza natural de una zona de características únicas, que además tiene la figura de protección medioambiental de Lugar de Interés Comunitario (LIC). El martes pasado, día 17 de septiembre, los votos del PP y el PAR han certificado en las Cortes de Aragón la sentencia del río Bergantes, a pesar de que el resto de los grupos (PSOE, CHA e IU) han presentado una proposición no de ley para parar el disparatado proyecto de la presa que lo cerrará (clic aquí).
Cuanto más leo y más sé sobre este proyecto, más estúpido y sin sentido me parece. Todo el problema, que no es pequeño, está en que el embalse de Calanda, aguas abajo, empieza a tener graves deficiencias y se corre el peligro de que una gran avenida pueda reventar su presa y causar un desastre. Pero en lugar de arreglar esta presa o dotarla de nuevos aliviaderos que permitan evacuar más agua en caso de que se acumule demasiada, se ha decidido construir otra aguas arriba y destruir un paraje de gran riqueza natural.
Según me ha informado directamente Aitor Clemente, portavoz de la plataforma El Bergantes no se toca, el proyecto contempla siete posibles alternativas (a pesar de que se está diciendo en la prensa que son 11) y todas ellas son presas. Sólo cambia el lugar elegido para hacer la cerrada. Se ha descartado de entrada, me dice Clemente, la posibilidad de hacer modificaciones sobre la vieja presa de Calanda por motivos puramente económicos, a pesar de que el Plan Hidrológico del Ebro dice que es viable técnicamente y que supondría un coste similar al de la nueva presa propuesta obstinadamente sobre el Bergantes.
La presa que se pretende construir sería una cerrada de "solo" 70 metros de altura cuya única utilidad sería laminar avenidas: el embalse cuya construcción ya está aprobada no servirá para almacenar agua, por lo que no se obtendrá ningún beneficio cifrado en regadíos, energía eléctrica o turismo alrededor de la pesca o los deportes acuáticos, por ejemplo. No habrá un embalse propiamente dicho, sino que cuando el río suba se anegará una gran área que días después se drenará de nuevo... Si en estos momentos estáis pensando "pero, ¿qué camelo me está contando este tío?" es que habéis empezado a entender los intríngulis del proyecto: que sí, que es exactamente como os lo estoy contando.
Como supongo que necesitaréis pruebas de que no me estoy inventando nada, os ruego que leáis esta noticia del servicio de prensa de la DGA: El INAGA pone condiciones medioambientales al proyecto de la presa de Bergantes. Yo la leo y pienso que es ya puro "choteo", de verdad os lo digo... Justificar el proyecto diciendo que sólo se va a inundar de forma permanente un 1,7 % de un Lugar de Interés Comunitario y que de forma excepcional sólo se inundará por unos pocos días el 34,1 % me parece reírse de los colectivos que están en contra de la presa y pasarse por el arco del triunfo cualquier atisbo de protección del medio ambiente. Es algo a lo que el Gobierno de Aragón nos tiene bastante acostumbrados últimamente, pero no por ello deja de ser menos grave y me cabrea menos.
Para colmo de despropósitos, el plazo de ejecución de las obras se calcula que será ¡¡de 10 a 15 años!! (lo dice esta noticia del Heraldo de Aragón, clic aqui). Esto ya no encaja con nada, porque se supone que la presa del Bergantes es una necesidad urgente para evitar un posible desastre en Calanda... Si esto es así, ¿cómo es que se va a tardar tres lustros en hacerla?
Sólo espero que, ya que este Gobierno no va a rectificar, lo haga el siguiente que venga... y si repiten los mismos, que el proyecto se denuncie ante la Unión Europea, que sí se toma en serio las cuestiones relacionadas con el medio ambiente, y acabe paralizado y descartado para siempre. Me uno al lema de los amigos de Aguaviva, en Teruel: ¡¡EL BERGANTES NO SE TOCA!! Mi apoyo un un gran abrazo, no rebléis.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).