jueves, 8 de octubre de 2015

La Ornitología va a ser una de las enseñas turísticas de Aragón

Estos son los folletos sobre las rutas ornitológicas aragonesas que ha presentado la Dirección General de Turismo de la comunidad autónoma.

Después de una oscura etapa en la que parecía que sólo había nieve y caza como atractivos turísticos en Aragón, todo indica que los nuevos tiempos en el Pignatelli van a traer cambios también en este sentido: se va a potenciar la Ornitología como una de las banderas del turismo en esta tierra.
La verdad es que Elena Allué ya había empezado a trabajar esa idea desde la Dirección General de Turismo del Gobierno aragonés, con muy buen criterio, durante la etapa en la que ha sido directora general del área. Sin embargo, sus esfuerzos se vieron eclipsados por los de otros personajes más siniestros como Francisco Bono, afortunadamente ya ex-consejero de Economía y Empleo, que señalaba el pelotazo urbanístico y el ladrillo como el motor de la nieve aragonesa con gran alegría (y desvergüenza...), o Pablo Munilla, ex-director general de Conservación del Medio Natural, al que podríamos denominar "el gran cazador". Es una pena que Elena, afiliada al PAR, haya sido cesada en el cargo tras las últimas elecciones porque por lo que yo sé era una persona comprometida con el turismo sostenible y la protección del medio ambiente. Pero ya se sabe que cuando un nombramiento es político igual da lo bien o lo mal que lo puedas hacer: cuando cambia el color del Gobierno te vas con la música a otra parte.

16 rutas de interés ornitológico para difundir las posibilidades de Aragón

La nueva Dirección General de Turismo, ahora bajo la batuta de María Luisa Romero, presentaba en septiembre en el palacio de La Alfranca 16 rutas de interés ornitológico en Aragón. El objetivo del Ejecutivo es conseguir atraer a un mayor número de turistas internacionales interesados en la Ornitología, un turismo de calidad, que hace mucho gasto por donde pasa y que tiene un impacto medioambiental casi nulo. ¿Qué más se puede pedir? ¡Ah, claro, que vayan con escopeta! (esto es coña, no he podido resistirme...).
Las nuevas rutas se agrupan en tres franjas del territorio aragonés: Pirineo, depresión del Ebro y Sistema Ibérico de Teruel. Para cada ruta se ha creado una ficha que incluye información sobre lugares de interés en la zona y datos sobre los alojamientos, centros y recursos específicos para la Ornitología. La idea es que se vaya incorporando más información a estas fichas de forma paulatina.
Las rutas, según explicaba un comunicado del servicio de prensa de la DGA, se han elaborado tras recopilar información de las diferentes administraciones sobre la zona, la fauna, los alojamientos e instalaciones existentes, el tipo de turista y sus gustos y peticiones.
En la presentación de las rutas y sus fichas explicativas la directora general ha explicado que Aragón cuenta con la ventaja de que en un reducido espacio se pueden observar hábitats muy diferentes, con especies de aves totalmente distintas. Estas condiciones son idóneas para el turista que quiere avistar el mayor numero de especies diferentes, los practicantes del bird watching.

El bird watching es una máquina de hacer dinero sin dañar el medio natural

Sólo en Europa, 10 millones de aficionados practican este tipo de turismo natural; 78 millones en todo el mundo. Casi la mitad de las empresas internacionales que organizan rutas ornitológicas ofrecen Aragón como destino, siempre según cifras de la DGA.
Se trata además de un turismo que repite los viajes y que, como he comentado antes, tiene un alto poder adquisitivo, suele pernoctar entre 6 y 7 noches en hoteles y casas rurales y además es muy cuidadoso con el medio y bastante exigente en lo que se refiere al espacio que visita. En algunos lugares como Villarquemado y Cella, por ejemplo, debería encendérseles de una vez la bombilla, porque seguro que una laguna del Cañizar en buenas condiciones les reportaría bastantes más ingresos que la agricultura de secano. Y que las escopetas, desde luego.
Las 16 rutas pueden consultarse online en este enlace. Espero que este proyecto alcance un éxito rotundo para que podamos dejar atrás de forma definitiva los tiempos oscuros del monocultivo de la nieve y del fomento de la caza y, sobre todo, para que muchos pueblos de Aragón que casi ni se han enterado de que están rodeados de una riqueza medioambiental única aprendan a sacarle partido sin dañarla y sus gentes puedan prosperar en la tierra donde nacieron.

Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).