miércoles, 25 de noviembre de 2015

Nuevos ganaderos en el campo aragonés

Marcos del Valle, nuevo ganadero de Guadalaviar, en la Comarca de la Sierra de Albarracín. Miradlo a los ojos: yo diría que determinación no le falta... (Foto: Comarca de la Sierra de Albarracín)

No es la primera vez que os hablo en mi blog de genteque ha vuelto al pueblo. No es una decisión fácil, supongo, ya que se trata de cambiar radicalmente tu forma de vida en la mayor parte de los casos, aunque a veces sea una decisión largamente anhelada. En otras ocasiones volver al pueblo se convierte en la única opción de trabajo para muchos jóvenes que estos años de crisis (empezó en 2007 y así seguimos…) han expulsado del mundo laboral en las grandes ciudades. Muchos meses en el paro o dando tumbos de trabajo basura en trabajo basura hacen que jóvenes con ganas de labrarse un futuro y sin miedo a dar un giro completo a su vida acaben intentándolo en el medio rural.
Tiene su mérito… porque una cosa es la idea romántica que muchos tenéis (todos la hemos tenido alguna vez) de volver a una bucólica vida de novela pastoril y otra muy distinta es enfrentarte a un montón de dificultades para abrirte camino en un pueblo pequeño. Puedes encontrarte con una primera actitud un poco hostil por parte de los habitantes de ese pueblo, que te ven como un “raro” que “vete tú a saber qué habrá venido a buscar aquí”, aunque con el tiempo te acaben aceptando; seguramente muchos servicios que en la ciudad tienes muy a mano no estarán tan aparentes (escuela si tienes hijos, médico, una tienda…); y si el pueblo se vacía, literalmente, cuando termina el verano la soledad puede ser una compañera muy dura en algunos momentos. Pero aun así, cada día hay gente que decide dar el paso bien por gusto, bien porque ya no ve más alternativas y quiere empezar desde cero.

Volver a ser ganadero


Si hay un oficio duro, pero duro, es el de ganadero. Yo lo conozco bastante porque soy veterinario por formación, aunque ya no ejerzo, y trabajé durante cinco años con ganado vacuno. Un buen ganadero (los hay malos, pero duran poco en el negocio…) no tiene ni días de fiesta, ni vacaciones, ni el sustento asegurado: los animales necesitan atención cada día (jornada laboral 24/7, es lo que hay) y nada te garantiza que una enfermedad, la sequía, una inundación, un invierno muy frío, un verano demasiado caluroso... o mil cosas más no acabarán con tu producción de la temporada.
Y a pesar de conocer todas esas dificultades hay jóvenes que se lían la manta a la cabeza y contra viento y marea fundan su propia empresa ganadera. Recuerdo el caso de seis nuevos ganaderos menores de 30 años que en el año 2012 iniciaron su actividad en el valle de Hecho en la Jacetania, cuya “aventura” nos relató el programa Temperode Aragón TV, por ejemplo. Y este mes de octubre la Comarca de la Sierra de Albarracín distribuyó una entrevista en la que Marcos del Valle, un joven de 29 años técnico en actividades físico deportivas en el medio natural y descendiente de Guadalaviar, en la Sierra de Albarracín, relata su experiencia como nuevo ganadero en el pueblo de sus ancestros.
Del Valle explica que en su cabeza “siempre ha estado la posibilidad de dedicarme a la ganadería […]. Pero hasta que no me vi sin trabajo, no me lo planteé de verdad”. Este joven emprendedor ha comenzado desde cero, ya que no tenía ni tierras ni animales, y asegura que “si no hubiera contado con subvenciones, no lo habría podido hacer”.
Marcos, además, ha decidido que su explotación sea totalmente tradicional y va ha hacer trashumancia acompañando él mismo a sus vacas. Pasará el verano en el valle de Hecho y bajará a Cuenca en la invernada.
Para los que os lo estéis pensando, unas palabras de aliento de parte del propio Marcos del Valle: “Yo animaría a los que se estén planteando ser ganaderos a que siguieran adelante, porque si es su ilusión, tienen que intentarlo siempre que tengan claro que es muy difícil y que los animales hay que cuidarlos las 24 horas del día y todo el año, pero merece la pena. En cierta medida, soy ganadero y me siento privilegiado por dedicarme a lo que me gusta”. Así que, ¡mucho ánimo!

Si te ha gustado este post, tienes otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si te gusta el blog te puedes suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).