miércoles, 2 de diciembre de 2015

Las fallas de la Ribagorza y el Sobrarbe ya son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Foc al faro, la hoguera que sirve para encender las fallas, y luego a prenderlas para empezar la "procesión" por todo el pueblo. La foto es de la fiesta en Aneto. (Foto: Ana Coscujuela y Néstor Moreno)

Esta ha sido, sin duda, la mejor noticia de la semana para Aragón: las fallas de la Ribagorza y el Sobrarbe, junto con el resto de las fallas del Pirineo, ya son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La UNESCO ha tomado la decisión en la reunión del Comité Intergubernamental de Salvaguarda del Patrimonio celebrada en la ciudad africana de Windhoek (Namibia) el 30 de noviembre. La candidatura de las fallas del Pirineo ha sido impulsada por los gobiernos de Andorra, Francia y España (en concreto por las comunidades autónomas de Cataluña y Aragón, que para esto ¡menos mal! sí que han colaborado) y ha competido con otras 35 de todo el mundo.
Se trata de una celebración de origen pagano cuyo origen se pierde en la memoria de los tiempos, que tiene lugar durante la noche del solsticio de verano, la noche más corta del año. Los fallaires, que son los que llevan las fallas o teas, las prenden en una hoguera que se llama "faro". Después de dar "foc al faro" se encienden las teas y se baja con ellas desde la parte alta del pueblo reproduciendo un ritual iniciático que simboliza el paso de la infancia a la edad adulta, trazando figuras en el aire con el fuego. Lo habitual es dar la vuelta al pueblo y algunos de los fallaires hacen el recorrido corriendo ("correr las fallas"). Cuando se llega a la parte baja de la población se hace un círculo y las fallas se tiran en el centro, todos a una o conforme se va llegando, depende de la costumbre en cada población.
Las fallas se elaboran con cortezas y ramas de árboles y en cada población tienen una forma característica. Las de la foto que incluyo en el post son las de Castanesa. La celebración se completa con música y una comida comunal en torno a la hoguera.
Así son las fallas de Castanesa, localidad aragonesa de la Ribagorza. (Foto: Ana Coscujuela y Néstor Moreno)


¿Dónde se celebran las fallas del Pirineo?

La primeras referencias de la celebración de este ritual se remontan al siglo XI y la referencia documentada más antigua de la edad moderna es del 1759 en Vilaller (Alta Ribagorça, en Lleida).
Una vez encendidas las fallas en el faro, se baja en fila con ellas y se da la vuelta al pueblo. Esta foto también es de Castanesa. (Foto: Ana Coscujuela y Néstor Moreno)

En la actualidad este rito se celebra en 63 localidades de todo el Pirineo: 34 en Francia, 3 en Andorra y 26 en España, de las que nueve son aragonesas y el resto catalanas. Sahún, Bonansa, Laspaúles, Castanesa, Aneto, Montanuy, Suils y Villarrué, en la Ribagorza, y San Juan de Plan en Sobrarbe son los núcleos donde tiene lugar esta ancestral ceremonia cada año la noche más corta del año. ¡Ya tenéis otro motivo más para marchar a conocer esta maravillosa parte de nuestro Aragón!


Muchas gracias a Ana Coscujuela y Néstor Moreno por su ayuda para elaborar este post. Sin sus fotos y los datos que me han "soplado" hubiese sido imposible hacerlo. ¡Qué majos sois!

Si te ha gustado este post, tienes otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si te gusta el blog te puedes suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).