miércoles, 3 de febrero de 2016

Aragón apuesta por el turismo sostenible

Subida desde Viadós hacia el collado de Eriste, entre el Sobrarbe y Ribagorza.
"Aragón apuesta por el turismo sostenible"... El próximo 23 de mayo hará seis años que empecé a escribir este blog y todavía no había podido usar este titular. ¡POR FIN!
Después de muchos años de que en Aragón parecía que sólo existían la nieve y la caza como atractivos turísticos, después de muchos años de que gentes muy válidas (como Elena Allué, por ejemplo) clamasen en el desierto en favor de otros tipos de turismo, como el medioambiental o el cultural, por fin un Gobierno de Aragón apuesta de forma valiente y decidida por el turismo sostenible.
Con un sector de la nieve en claras dificultades, que se irán incrementado con la subida de la temperatura media de la tierra (el cambio climático, lamentablemente, ya no es discutible...), y con una clara salida del foco del Gobierno autonómico de la caza como atractivo turístico (menos mal, matar por diversión debería estar prohibido no sólo si las víctimas son personas...) o ponemos la cabeza y el sentido común a trabajar o cuando queramos darnos cuenta ya no serán 1 de cada 4 pueblos aragoneses los que tengan menos de 100 habitantes, tendremos todo Aragón vacío.

El monasterio de Santa María de Obarra, en la Ribagorza, es un lugar impresionante del que ya os he hablado en este blog. ¡Visitadlo!


Fitur 2016 ha sido la puesta en escena de la nueva estrategia turística del Gobierno de Aragón

En la recientemente celebrada feria Fitur 2016, Aragón ha mostrado una cara bastante distinta a la que nos estaban haciendo tragar desde hace años, dejando las estaciones de esquí en un segundo plano (nunca estaré bastante agradecido al actual Gobierno por paralizar sine die el proyecto de destrucción de la Canal Roya uniendo por allí las estaciones de esquí de Astún y Formigal) y mostrando el potencial de nuestra tierra para atraer el turismo sostenible, de cine y de experiencias.
Los protagonistas del stand de Aragón en Fitur han sido los senderos, los deportes acuáticos y de aventura y nuestra comunidad autónoma como plató de cine. No se ha olvidado la nieve, claro, es un potencial turístico que está ahí y que ha dado y ojalá dé de comer a muchos aragoneses durante muchos años, y también se han mostrado otros tipos de turismo que ya se habían comenzado a potenciar en los últimos años, como el ornitológico y el gastronómico.

La potencia económica del senderismo

¿Es mejor matar ciervos o llevar a la gente a verlos? Yo lo tenía muy claro desde hace muuuucho tiempo y supongo que vosotros que me leéis también. Pero para algunos cabezas cuadradas parece que el único argumento que les puede convencer son las perricas, contantes y sonantes. Pues bien: el senderismo genera en aragón 158 millones de euros al año entre los gastos directos de los senderistas y la actividad económica que genera, según un estudio de la Federación Aragonesa de Montañismo que encargó el Gobierno de Aragón y se presentó el mes pasado.
Se estima que un millón y medio de senderistas hacen uso cada año de las 262 rutas señalizadas que hay en todo el territorio aragonés, generando un gasto medio de casi 60 euros por persona y visita y un valor añadido bruto anual que se cifra en esos 158 millones de euros. La inversión para mantenimiento de esos senderos ha sido de un millón trecientos mil euros... ¡Además de respetuosa con el medio ambiente, la actividad senderista es ENORMEMENTE RENTABLE! Según el estudio al que acabo de hacer referencia, con 12.297 senderistas ya se compensa la inversión anual. Para terminar de redondear los datos, desde 2013 se estima que el senderismo ha generado 3.300 puestos de trabajo en Aragón.

Rincones como las excavaciones de Bílbilis, junto a Calatayud, ofrecen un atractivo turístico indiscutible que todavía está prácticamente por explotar.

No podemos olvidarnos del turismo cultural

Desde el Pilar de Zaragoza hasta la más recóndita ermita en ruinas del Pirineo o de las montañas del sur de Teruel, Aragón cuenta con una riqueza cultural envidiable. 11 de los 44 pueblos más bonitos de España están en Aragón y nuestra geografía está salpicada por miles de maravillas que han ido dejando a lo largo de los siglos todos los que han vivido o pasado por esta tierra desde las civilizaciones prerromanas.
En otro congreso algo menos conocido que Fitur, ICCTOUR, celebrado en noviembre de 2015 en Jaca, quedó patente la importancia de las rutas culturales dentro de la oferta turística aragonesa, porque ayudan a vertebrar el territorio y a dinamizar la economía en muchos lugares sin más opciones de desarrollo, ponen en valor nuestro inmenso patrimonio (que, de otra forma, suele acabar perdido y olvidado) y generan empleo directo e indirecto.

La Peña Montañesa y el castillo de Aínsa, en Sobrarbe, la perfecta combinación de montaña, naturaleza, etnografía, turismo cultural, turismo gastronómico... ¡Y hay cientos de lugares así en Aragón!


Si os ha gustado este post, tenéis otros sobre temas similares a un clic de vosotros en las etiquetas que hay más abajo. Y si os gusta el blog os podéis suscribir por RSS y correo electrónico, o seguir mis actualizaciones en mis perfiles de Facebook (https://www.facebook.com/JVenturaUnlimited), Twitter (https://twitter.com/AJoaquinV) y Google + (https://plus.google.com/u/0/112624502729708698782/posts).